El Salvador

“Planteamos fortalecer al movimiento sindical desde la base”

Michelle Ramirios

La sindicalista y Secretaria Adjunta de la Federación Sindical de Trabajadores de los Servicios Públicos de El Salvador (FESTRASPES) y miembro de la Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de El Salvador (CSTS), Maricarmen Molina realiza un balance sobre el papel que ha desempeñado el movimiento sindical y los desafíos que debe cumplir este año.


La agremiada plantea una serie de debilidades que enfrentan los sindicatos, entre los que destaca la falta de formación en las y los trabajadores. De igual modo se refiere los proyectos gubernamentales y empresariales que afecta directamente la calidad de vida de la población en general.

¿Cómo ha sido el trabajo del movimiento sindical?

Creo que ha sido un año bastante difícil, es una situación muy preocupante para las y los trabajadores y hablamos no sólo del tema político sino también de lo económico y social, la CSTS ha tenido un posicionamiento en todos estos temas de coyuntura y vemos con preocupación los diferentes proyectos de ley que han surgido desde el ejecutivo y que en algunas medida seguirán impactando más en la población en general.

Deberíamos ver antes cómo está el movimiento sindical, ya que vemos con preocupación el debilitamiento del movimiento sindical, la falta de solidaridad entre las mismas organizaciones, creemos que debemos trascender más allá, el movimiento sindical juega un papel importante y debe trasladarse desde lo doméstico, ya no podemos estar dentro de cuatro paredes solo haciendo demandas reivindicativas, sino que debemos hacer un sindicalismo sociopolítico, es decir debemos estar en la palestra pública incidiendo o haciendo propuestas de cara a mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora en general y de la población salvadoreña.

Vemos con preocupación la poca o nula población organizada, esto nos lleva a que hay más violación de los derechos de las y los trabajadores en todas las empresas.

Si bien es cierto que han crecido el número de los sindicatos a partir de la llegada de este Gobierno y con la ratificación de los Convenios 87 y 98 se ha permitido que se constituyan más sindicatos; pero en el sector público nos preocupa ver que hay más sindicatos pero menos población organizada y también nos preocupa que sólo se le está dando cumplimiento al artículo 87 del Convenio de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) que dice que tenemos derecho a organizarnos en sindicatos, pero no se le da cumplimiento al Convenio 87 y 98 que es relativo a la negociación colectiva.

Si bien las y los trabajadores se organizan precisamente es para mejorar las condiciones de vida dentro de sus lugares de trabajo, tenemos conocimiento que a la fecha sólo un contrato colectivo que es el contrato de los trabajadores del Ministerio de Hacienda es el que está en alguna medida dándole cumplimiento. ¿Y qué pasa con los demás contratos colectivos que se han negociado y que el Ministro de Hacienda no ha querido darle el visto bueno tal como lo establece la ley para que pueda hacerse efectivo su cumplimiento?

Nos preocupa la poca participación en el sector privado, es una represión de los empleadores en contra de las y los trabajadores cuando plantean organizarse. A los empleadores no les conviene que las trabajadoras y trabajadores se organicen porque en la medida que las y los trabajadores se organicen exigen el cumplimiento de sus derechos.

Hablamos de que en este país en la medida que se cree consciencia por parte de los empleadores, funcionarios de gobierno y los mismos trabajadores de la necesidad de un respeto pleno a la libertad sindical, nos referimos al derecho de constituir un sindicato, de negociar contrato colectivo y a la huelga porque son los mecanismos esenciales para reivindicar esos derechos.

¿Cómo ha sido la formación que han hecho en los en los trabajadores?

Es importante lo que hemos hecho de manera directa e indirecta, cuando hablamos de beneficiarios directos es nuestra base, nuestros compañeros y compañeras organizadas tenemos sindicatos de diferentes sectores, sectores importantes, hablamos de generadores y distribuidores de energía eléctrica, salud, educación, sector informal, construcción, del Fondo Social para la Vivienda, agua, aeropuertos, Puerto de Acajutla, áreas administrativas de CEPA, sector alimentos.

Nosotros lo que planteamos es fortalecer al movimiento sindical desde la base, procesos de educación y formación continuos, eso es parte de la base, primero lo que se debe garantizar son los procesos de formación que son para empoderar y apropiar a los trabajadores y trabajadoras de su conocimiento, conocer sus derechos pero también sus deberes, cuando hablamos de derechos hablamos de deberes y de responsabilidad.

Otro de los aspectos importantes es preparar cuadros de relevo generacional en los sindicatos no debe hacer un caciquismo, nadie debe ser dueño de los sindicatos, preparar a hombres y mujeres para que vayan supliéndonos en estos espacios de toma de decisiones, los sindicatos debemos hacernos una auto reforma sindical y esto va en el marco de un cambio de actitudes, debemos cambiar nuestra forma de trabajo, debemos cambiar nuestro estilo.

Parte de los desafíos es que los sindicatos debemos ser un poco responsables en el quehacer y en el compromiso de cara a mejorar las condiciones de vida de las y los trabajadores.

Cuando hablamos de los beneficiarios externos, para nosotros es importante el espacio que hemos tenido en algunos medios de comunicación donde damos a conocer los derechos de las y los trabajadores y que nos llaman de manera constante para pedir asesoría, la CSTS les ha dado acompañamiento al Ministerio de Trabajo independientemente de que estén o no organizados.

La población necesita conocer de sus derechos, tenemos un periódico, Visión Sindical, este medio es importante porque nos permite llegar a la población de manera directa y ese periódico no sólo recoge reivindicaciones de cada uno de nuestros sindicatos, sino que recoge propuestas de cara a mejorar las condiciones de vida de la población, hablamos del tema de la seguridad social, el incremento al salario mínimo, la erradicación del trabajo infantil, la no violencia a las mujeres, se recogen aspectos importantes que deben estar en la agenda política de cada una de las organizaciones, en este caso la confederación ha dinamizado su trabajo, nos sentimos satisfechos de este año que ha pasado en el quehacer de la Confederación pero sabemos que tenemos deudas por delante y hacer un llamado a las y los trabajadores a agradecer a las organizaciones que apoyan de manera condicional todas las acciones que como confederación hacemos, creo que se ha demostrado, estamos en todas partes y el apoyo de la base es de manera solidaria y sobre todo cuando hablamos de que hacemos acciones en las calles, las hacemos para garantizar mejores beneficios en la población.

A veces la población no reconoce el trabajo del movimiento sindical, es importante hacer ese llamado a la población porque lo quieren tener satanizado, tenemos un estigma de decir que los sindicatos solo sirven para quemar llantas, pedir incremento salarial, pero debemos tener claro que es precisamente el cambio que se está haciendo desde el movimiento sindical, que estamos en la palestra pública pero no sólo para pedir reivindicaciones económicas, sino también para mejorar las condiciones de vida de la población y eso parte por los compromisos que se deben tener desde cada una de nuestras organizaciones, de los espacios públicos, del sindicalismo sociopolítico.

Se debe hacer un llamado a la población para que nos organicemos, es necesario construir un movimiento sindical unitario que sea el referente de las y los trabajadores ante cualquier funcionario, gobierno, partidos políticos o los mismos empleadores, se necesita un referente de los trabajadores que realmente plantee las necesidades más palpables de la población.

Maricarmen Molina¿Cuáles han sido las prioridades que se deben tener en la agenda política de los sindicatos?

En primer lugar el tema que hemos tenido es el rechazo a la Ley del Asocia Público Privado, sabemos que es una nueva modalidad de privatización, se habla de concesiones pero es una nueva modalidad de privatización de los pocos servicios que le quedan al estado y es un tema importante porque afecta no sólo a los trabajadores del sector público, sino que a la población en general porque en la medida que se privatizan los servicios se van encareciendo estos servicios, ya hemos pasado el tema de las privatizaciones y lo que nos han dejado es una crisis, una afección mayor a la población, entonces hablamos de un rechazo a este tema.

Hemos rechazado el anteproyecto de Ley de la Función Pública, estamos claros que si el argumento del Gobierno es mejorar la calidad de los servicios, nosotros estamos en la disposición de mejorar la calidad de los servicios a la población, pero eso no puede ir en detrimento irregular de los derechos de las y los trabajadores, en la medida que haya un compromiso de parte de los funcionarios de la Subsecretaría de Modernización del Estado para que reiniciemos este proceso de revisar el anteproyecto de ley, estaríamos en la disposición de aportar porque creemos que es importante contribuir a logaa mejorar los servicios de calidad pero también a mejorar las condiciones de vida de las y los trabajadores del sector público.

¿Cómo valora que ha sido la relación entre el movimiento sindical y el Gobierno?

Con algunos funcionarios de gobierno, específicamente el Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, nosotros hemos tenido muy buena relación, nos ha funcionado esa relación política, que es importante, sin embargo creemos que es necesario garantizarse un espacio abierto para las y los trabajadores en Casa Presidencial (CAPRES), lo hay, pero de aquellos trabajadores que son representativos, el problema en CAPRES es que se plantean dos grupos, el grupo del Secretario Técnico de la Presidencia y el grupo del Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, pero el Secretario Técnico de la Presidencia se reúne con gente que no representa a nadie, que sólo dice que representa a una federación que no tiene sindicatos con base real.

Parte de ahí no se pueden plasmar las necesidades más palpables de los trabajadores, porque no representan a nadie, el único compromiso que ellos puedan tener es con los mismos empresarios, son gente que han tenido alianzas con los empresarios y ahora que viene el nuevo gobierno tienen relación hasta con el gobierno.

Creo que las trabajadoras y trabajadores necesitamos esos espacios de diálogos donde se nos permita aportar, consensuar y que se recojan las necesidades más sentidas de la población, para nosotros es un llamado de que hayan espacios donde se garantice una verdades participación, no solamente que se nos llame para comentarnos, sino que también para consultarnos.

¿Y con la empresa privada cómo ha sido esa relación?

Hay una cuestión de cultura, en la empresa privada definitivamente no hay muestras de que quieran tener un acercamiento con los trabajadores, esto se plantea en que en alguna medida hemos hecho foros tripartitos, donde hemos invitado a representantes del gobierno, de los empleadores y nunca han asistido, eso es una muestra clara de que no hay voluntad política de querer estar en un espacio donde los trabajadores puedan plantear sus necesidades o ellos mismo puedan plantear cómo pueden mejorarse las relaciones de trabajo, pero se ha dejado claro de parte de los empleadores que no hay interés de mejorar esa relación.

¿Cómo ha sido ese proceso de los contratos colectivos y qué otros logros han existido en el movimiento sindical?

Lamentamos los pocos contratos colectivos en el sector público, han nacido muchos sindicatos pero pocos contratos colectivos, tenemos conocimiento del tema de Tribunal Supremo Electoral, Academia de Seguridad Pública, Ministerio de Hacienda, teníamos conocimiento de otros contratos colectivos que ya estaban en firma para negociar, pero al final ninguno se ha podido concretizar, el único fue el del Ministerio de Hacienda, pero tuvieron que hacer un paro de suspensión de labores para que el Ministro pueda hacerlo. No es darle cumplimiento a lo ya pactado, lo que se necesita es una verdadera voluntad política de los funcionarios que deben entender, los empleadores deben entender que en una sociedad no solamente son empleadores y funcionarios o diputados de partidos políticos, la sociedad se compone también por las y los trabajadores y en la medida de los beneficios que se obtienen a través de estas luchas, no solo se quedan para los trabajadores, sino que se traslada hacia la población.

¿Qué otros logros considera ha obtenido el movimiento sindical?

Haber puesto en la palestra pública el Asocio Público Privado, fuimos los primeros que pusimos este tema, que denunciamos, lo socializamos después de hacer un análisis y otras organizaciones lo retomaron, creo que parte de los logros es el hecho de incidir en algunas propuestas y que se consideran las propuestas por parte de nosotros.

Hay funcionarios de gobierno que están en la disposición de que nos sentemos en una mesa de diálogo desde las CSTS y que se van a considerar nuestras propuestas en diferentes temas.

Para nosotros es importante el tema de las instancias tripartitas, juegan un papel importante en el quehacer el país, pero los trabajadores y trabajadoras desconocemos que eso debe ser un llamado para los sindicatos para que los y las trabajadoras organizadas nos interesemos en el papel que juegan las instancias tripartitas, en El Salvador solo tenemos cinco instancias tripartitas que están secuestradas históricamente, hay gente que ha nacido en las instancias tripartitas y creen que esa es una instancia en que se tiene que morir, se ha apropiado de eso y no se pueden ver avances para las y los trabajadores, lo que ha pasado es que las instancias tripartitas como están secuestradas por gente que dicen que son representantes de los trabajadores, que tal vez hace muchos años pudieron haber sido representantes de los trabajadores, pero esos sindicatos ahora solo son sellos, ya no existen, pero se mantienen enquistados en esos espacios y están ahí sometidos y subordinados a lo que los empleadores dicen, es decir que los votos que ahí se plantean son a favor de… Cuando nosotros esperábamos que en las instancias tripartitas a que llegara un gobierno con tendencia progresista pudieran hacerse los cambios en esos espacios.

Nosotros estamos en dos espacios tripartitos, uno es el Consejo Superior de Trabajo que tiene como facultad revisar y hacer propuestas sobre políticas de empleo, es una instancia importante, pero no hemos visto avanzar el trabajo de las instancias tripartitas porque no nos permiten avanzar, porque siempre están las alianzas, ahora no solo son con el gobierno, antes eran los gobiernos de derecha, ahora son los trabajadores que tienen secuestrados estos espacios con los empleadores.

Hay que hacer un llamado para sacar a esta gente que tiene secuestrado esos espacios, ya que nosotros logramos romper esa argolla, pero no logramos tener esa correlación de fuerza que se necesita para hacer esos cambios ahí, hablamos del tema del Seguro Social, Fondo Social para la Vivienda, INSAFOR, Consejo Nacional del Salario Mínimo y el Consejo Superior de Trabajo, son instancias que tocan temas que pueden mejorar las condiciones de vida de la población, pero actualmente así como están definitivamente los que se están beneficiando son los empresarios.

¿Los proyectos que existen y que pueden representar una amenaza para la población y para el movimiento sindical?

Con lo del Asocia Público Privado, debemos tener claro el argumento del gobierno, estamos claros que este gobierno recibió las arcas del Estado saqueadas, aquí solo ha habido gobiernos de derecha, definitivamente hubo un saqueo, un manoseo a las arcas del Estado y ahora se está pagando esta factura, pero ese saqueo y manoseo no lo generamos las y los trabajadores, eso lo generó los gobierno de derecha y con la venia de los empresarios que han jugado un papel importante y que al final los que se han fortalecido son los capitalista de El Salvador.

Ahora vemos que la amenaza es que los empresarios ya no quieren invertir en el país, los empresarios plantean que las inversiones se las llevaran a los países de la región, el argumento es el problema de la crisis, que no pueden dar más salario, que no se les puede dar el aguinaldo a los trabajadores, se despide a los trabajadores sin darles su indemnización correspondiente, pero las y los trabajadores no hemos generado esa crisis, nosotros nada más pagamos esa factura de esta crisis que ha generado el modelo neoliberal.

Cuando hablamos de los retos y desafíos para este año y planteamos que este anteproyecto de ley trae una afección más a la población, la población debe conocer el contenido, es importante que lo divulguemos, no tenemos una cultura lectura y sobre todo de análisis de lo que se plantea en el país, a la población o a los mismos trabajadores organizados no nos gusta leer nada de política y es ahí donde tenemos uno de los problemas más grandes en el país, la falta de conocimiento les beneficia a los mismos diputados, les beneficia a los funcionarios y a los empresarios, porque aquí hacen lo que ellos quieren con las leyes y la población no dice absolutamente nada.

Nosotros como población deberíamos salir como en otros países que hacen referéndum, que se nos consulte para la implementación de las ley, vemos ejemplos de otros países donde debe hacerse efectiva la democracia y la democracia parte de ahí, ¿por qué no se nos consulta a la población de alguna política, medida o ley que se quiera implementar y que sabemos que nada más va traer una situación que va impactar no solamente la economía del país, sino que va precarizar el empleo y agudizar la crisis.

Parte de los retos y desafíos es divulgar, tratar en la medida de lo posible contrarrestar o humanizar estos anteproyectos de ley que afectan gran parte de la población.

Maricarmen Molina¿Específicamente cómo se puede fortalecer el movimiento sindical?

A través de los procesos de educación y formación a través de organizarnos, que los trabajadores y trabajadoras que no están organizadas es necesario que se organicen, es un derecho, aquí lo que se vende es una cuestión de temor a organizarse, pero es un derecho que está recogido en la Constitución, en el mismo Código de Trabajo para el sector privado, las mismas fuentes de Derecho Internacional, los convenio de la OIT, hay instrumentos que garantizan el ejercicio pleno a la libertad sindical, si nos organizamos y nos formamos, debemos tener procesos de formación y educación porque son la base que nos permitirán ser trabajadores y trabajadoras con propuestas que garanticen incidencia en cualquiera de las políticas públicas del país.