Ecuador

Presidente de Ecuador denuncia nuevo intento de desestabilización de la derecha

AVN
26.Jul.15 :: Ecuador

Por varias semanas, la oposición ecuatoriana ha mantenido una serie de acciones violentas de calle, que se han focalizado en Quito y Guayaquil, en contra de dos proyectos de ley: la Ley de Redistribución de la Riqueza (Herencias) y de Ganancias Extraordinarias (Plusvalía), que buscan regular las ganancias extraordinarias fruto de la especulación con la tierra y los impuestos a las herencias.


Presidente de Ecuador denuncia nuevo intento de desestabilización de la derecha
Por: Agencia Venezolana de Noticias (AVN) |

26 de julio de 2015.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, alertó este sábado que el llamado a paro nacional hecho por grupos de derecha de su país tiene como objetivo desestabilizar al gobierno popular que dirige.

Correa pidió al pueblo ecuatoriano no permitir que “contrarios minen su ánimo y optimismo con falsedades sobre la situación del país”.

Manifestó que responderá con más trabajo a este paro nacional, programado por sectores sindicales e indígenas de oposición.

“Tanto la derecha como la izquierda de oposición actúan con marchas para desgastar al gobierno e intentar desestabilizarlo”, alertó, durante su programa semanal Enlace Ciudadano.

Por varias semanas, la oposición ecuatoriana ha mantenido una serie de acciones violentas de calle, que se han focalizado en Quito y Guayaquil, en contra de dos proyectos de ley: la Ley de Redistribución de la Riqueza (Herencias) y de Ganancias Extraordinarias (Plusvalía), que buscan regular las ganancias extraordinarias fruto de la especulación con la tierra y los impuestos a las herencias.

Las propuestas de ley establecen el pago obligatorio de los impuestos sobre herencia mayor a 50.000 dólares. Sólo 2,5% de los 16 millones de ecuatorianos alguna vez recibirá una herencia, y de estos, apenas 10%, una mayor a 50.000 dólares.

Pese a que 98% de los ecuatorianos es deshederado, el proyecto de la reforma ha sido utilizado para promover una ola de desestabilización y de alteración a la paz, como parte de un plan golpista y que cuenta, denunció Correa, con la complicidad de las corporaciones mediáticas, pues han servido para generar una campaña de falsedad y de descrédito contra el Gobierno.