Venezuela

“Aquí, sin dudas, Chávez vive”

Nehuen Allegretti
20.Jul.16 :: Venezuela

Nosotros, como sujeto chavista popular, no tenemos que justificar los errores ni el marco del proyecto estratégico que está desdibujado. Tenemos el deber histórico, se lo debemos al Comandante, al proceso y a nuestras propias acciones, de construir una línea discursiva desde la posibilidad de reconstruir, reflotar y mantener el proyecto estratégico.


“Aquí, sin dudas, Chávez vive”

Los días 15, 16 y 17 de julio se realizó el segundo encuentro del año del Movimiento Nacional de Formación Nuestramericana Hugo Chávez (MNFHCh) en Vargas. Allí militantes, comuneros, trabajadores, servidores públicos y comunicadores discutieron en torno a la coyuntura actual de Venezuela y a la situación del chavismo popular.
El viernes 15, por la mañana, comenzaron a llegar los primeros delegados a la Casita del Poder Popular de Caraballeda, estado Vargas, el lugar en el que se desarrollarían las actividades. Llegaron compañeros y compañeras de Amazonas primero; de Bolívar, después. Dos de los estados más alejados y que implicaban más esfuerzo para arrimar hasta Vargas. Poco a poco, se fueron sumando el resto de las delegaciones. Lo del esfuerzo no es declamativo. El encuentro asumía la autogestión como forma y espíritu de construcción. En un contexto en el que la mayoría de las familias venezolanas, por la guerra económica gastan gran parte de sus ingresos en comida; el viajar cientos de kilómetros, pagar un pasaje y colaborar con la comida es un esfuerzo significativo.
El encuentro del MNFHCh reunió a comuneros y comuneras, grupos de comunicación popular, servidores públicos, integrantes de Consejos Socialistas de Trabajadores, militantes de organizaciones políticas de unos 10 estados del país; además de intelectuales y miembros de las brigadas internacionalistas Darío Santillán y Che Guevara de Argentina. Es parte del acumulado político que ha construido el movimiento desde los primeros Talleres de Formación de Teoría Política Latinoamericana José Carlos Mariátegui en 2013. Estos talleres fueron, iniciativa de la Brigada del Frente Popular Darío Santillán-Corriente Nacional trabajadas en sus comienzos con el apoyo del Ministerio de Poder Popular para las Comunas y el Movimiento Sin Tierra de Brasil en Venezuela. En los talleres nacionales, regionales y estatales participaron más de 1000 militantes.

Este encuentro no tuvo el carácter de un taller de formación política, sino un espacio formativo para la reflexión-acción del MNFHCh como parte del chavismo popular, como expresión del chavismo de base. Por esto también también fue un espacio de articulación con una cantidad de organizaciónes, de compañeros y compañeras que fueron invitadxs. Allí se discutieron temas urgentes de la coyuntura venezolana como las respuestas populares a la guerra económica, la coordinación productiva, la articulación política y las estrategias de visibilización de las experiencias y de lo que se ha construido desde las bases. Se elaboraron diagnósticos por regiones y propuestas concretas para avanzar desde lo territorial, en un momento en el que, como señalaba el ex ministro de las comunas Reynaldo Iturriza en el encuentro, “la gente cada vez espera menos de lo que pueda hacer el Estado burgués”.
“El chavismo acá en Venezuela, a pesar de la guerra económica, ha despertado mayor conciencia, hemos despertado la parte de la solidaridad, el intercambio, a pesar de esa embestida de la derecha, nos estamos fortaleciendo desde las organizaciones de base del poder popular, las comunas, los comuneros. Se ha fortalecido ese amor y ese compromiso en la defensa de la revolución bolivariana”, señalaba Mónica, promotora de Fundacomunal de Miranda. Rosana, de Carabobo, buscaba articular la producción comunal con la empresa cooperativa de pasteurización de la que es encargada y planteaba que “la lección de esta crisis es que tenemos que volver a nuestras raíces, porque olvidamos lo que es de nuestra tierra”. Su propuesta es envasar granos autóctonos de semillas campesinas que el mercado capitalista dejó históricamente de lado.
Por su parte, Gerardo Rojas, referente de la Comuna Ataroa de Lara, durante su exposición en el encuentro, destacaba la necesidad de la autonomía y la autocrítica: “Estamos transitando el peor momento de la revolución bolivariana. Estamos atravesando la crisis más importante en términos de la revolución. Nosotros, como sujeto chavista popular, no tenemos que justificar los errores ni el marco del proyecto estratégico que está desdibujado. Tenemos el deber histórico, se lo debemos al Comandante, al proceso y a nuestras propias acciones, de construir una línea discursiva desde la posibilidad de reconstruir, reflotar y mantener el proyecto estratégico. Hay que tener una crítica fuerte, vertical, desde el campo popular de los errores propios que no son pocos”.Y agregaba que “lamentablemente pocos países en este mundo se pueden jactar del acumulado popular que existe en la revolución bolivariana. Nosotros que somos parte de ese acumulado popular no nos reconocemos como parte de eso, sino que nos vemos como una extensión de políticas públicas, en muchos casos”.
Gerardo Rojas destacó la importancia de este tipo de encuentros:“Hace falta reconocimiento de militantes del campo popular, que nos juntemos, visibilicemos; sin importar dónde estás militando, que se sienta parte de un entramado superior que vaya más allá del tema de responder a la crisis con un paliativo puntual. Para muchos es muy fácil decir Chávez vive. El tema discursivo, salir para las cámaras, en términos institucionales, en las contradicciones que estamos viviendo. Y es muy fácil que esa línea de acción se conviertan en slogans en boca de muchos. Pero aquí, sin dudas, Chávez vive”.
Esta instancia es una más de las que se suceden a lo largo y ancho de Venezuela, donde se buscan aunar esfuerzos en el sostenimiento y en la profundización de la Revolución Bolivariana. El lunes 18, los compañeros y compañeras que participaron del encuentro volvieron a sus territorios, con nuevos objetivos, con nuevas tareas y con la necesidad y el firme compromiso de articular al chavismo popular, el chavismo que defiende el legado del Comandante, los lineamientos del “Golpe de Timón” y el Plan de la Patria. Según Mónica,“este tipo de encuentro son sumamente importantes, ya que nos permite conocer otras experiencias, experiencias de comuneros, experiencias en el tema de la formación y eso nos ayuda a fijarnos metas para seguir trabajando en cada uno de los municipios, en cada uno de los estados, acompañando lo que tiene que ver con la formación constante, con el desarrollo económico; y nos nutre y nos permite avanzar en la revolución, en un objetivo que tenemos que es volver irreversible la revolución bolivariana”.

Nehuén Allegretti, en colaboración con la Brigada Internacionalista Darío Santillán.