Argentina

Los resultados gobernación por gobernación dan el triunfo a lo más recalcitrante de la derecha neoliberal y a lo peor del peronism

Resumen Latinoamericano
14.Ago.17 :: Argentina

Los resultados gobernación por gobernación dan el triunfo a lo más recalcitrante de la derecha neoliberal y a lo peor del peronismo


Los resultados gobernación por gobernación dan el triunfo a lo más recalcitrante de la derecha neoliberal y a lo peor del peronismo

.

Resumen Latinoamericano, 14 de agosto 2017.-El desigual recuento de votos había motivado, unas cuantas horas antes, el festejo del macrismo en Costa Salguero con el habitual cóctel de discursos ensayados y globos de colores. Para entonces en la Provincia llevaban seis puntos que parecían indescontables, y también celebraban el triunfo en varias distritos donde son oposición como Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, La Pampa y Santa Cruz. Avanzada la madrugada, lo de Santa Fe también quedaba en veremos. “El cambio está más vivo que nunca”, celebró Macri sobre el escenario.

El Presidente enhebró su habitual conjunto de eslogans y frases zen que conforman su discurso proselitista. Volvió a mostrar su pesar por algunas medidas que tuvo que tomar en los 19 meses que lleva de gestión. “Creanmé que siempre pensé en ustedes”, aseguró. Pero insistió en aquello que “lo que vale no se hace de un día para el otro”. Definió la jornada de ayer como “un día lindo en la historia de nuestro país”.

En las primarias de ayer se resolvieron los candidatos que competirán el 22 de octubre para elegir 127 diputados y 24 senadores, la mitad de una cámara y el tercio de la otra. Pese a la publicidad en contra de las PASO que partió desde la propia cúpula del oficialismo, la participación nacional se acercó al 74 por ciento, similar a los niveles históricos. En la provincia de Buenos Aires, donde la competencia acaparó la atención de todo el país, la participación ascendió al 77 por ciento.
Buenos Aires

El grueso de los votos cristinistas se amontonaron cuando comenzaron a cargarse los municipios del segundo y tercer cordón. “¿Piensan que de este manera van a ver a la Argentina como un país seguro? Es un inmenso papelón internacional”, sostuvo Cristina Kirchner cerca de las 4 de la madrugada sobre la inexplicable carga y recuento de votos, en el que se dejaron para el cierre los lugares que suelen aportar el grueso de los votos peronistas.

Unidad Ciudadana se impuso por 20 puntos o más en La Matanza, José C.Paz, Merlo y Florencio Varela y por 10 o más en Almirante Brown, Lomas de Zamora, Berazategui, Ezeiza y Esteban Echeverría. Los intendentes, alineados con el kirchnerismo, garantizaron

Cambiemos volvió a mostrar la fortaleza de su voto en el interior bonaerense y en las tres grandes ciudades –La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca– donde edificó Vidal su triunfo dos años atrás. Erróneamente, algunas encuestas habían asegurado que la elección en esos distritos sería pareja, o incluso favorable a CFK. En Mar del Plata, donde la gestión del macrista Carlos Arroyo es criticada incluso por el propio oficialismo, Cambiemos ganaba por más de 15 puntos. “Estamos para no resignarnos nunca más”, celebró la gobernadora Vidal, figura estelar en Costa Salguero cuando ganaban por varios puntos.

Sergio Massa, con la alianza 1País que armó junto a Margarita Stolbizer, quedó en un lejano tercer puesto con poco más del 15 por ciento. Pese a la regular cosecha, menor a la de sus últimos elecciones, Massa hizo una particular lectura del comicio. Dijo que la mayoría de los bonaerenses votó contra el macrismo pero que también se habían opuesto contra el pasado y la corrupción, en referencia al kirchnerismo. En definitiva, él –que apenas se impuso por 800 votos en su feudo de Tigre– parecería ser uno de los ganadores.

Bastante más escasa resultaba la cosecha de Cumplir, del ex ministro Florencio Randazzo, con el 5,5 por ciento. Autopostulado como la opción para renovar al peronismo, la candidatura de Randazzo nunca tomó vuelo pero, ya lo mostrarán los estudios, puede haberle quitado a Cristina Kirchner los votos que necesitaba para un triunfo claro.

La quinta y última fuerza que conseguía superar el piso de los votos era el FIT con el 3,6 por ciento
Santa Fe

El Frente Justicialista, que consagró a Agustín Rossi (Unidad Ciudadana) como candidato a diputado nacional por Santa Fe, triunfó en la provincia sumando 27,87% de los votos frente al 27,13% que tenía Cambiemos, con Albor Cantard (Cambiemos Juntos) como primer postulante para ocupar una banca en la Cámara baja, al escrutarse 97,86% de las mesas de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) celebradas ayer, según datos oficiales de las 7.10.
Ciudad

Cuna del macrismo, la ciudad de Buenos Aires es un bastión inexpugnable del PRO. Con una candidata alto perfil como Elisa Carrió, “Vamos Juntos” –el nombre que tomó aquí Cambiemos debido a la separación del radicalismo oficial– arañó el 50 por ciento, apenas un punto menos de que obtuvo Macri en las presidenciales de 2015. “La República se ha reafirmado a lo largo y a lo ancho de la Nación”, apuntó Lilita desde Costa Salguero. Dado lo holgado del triunfo pudo salir a celebrar junto al jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta apenas se cargó el primer dato oficial, a las 21.10. Vestida con un vestido de estampado llamativo, Carrió se distinguía en el escenario de la habitual sobriedad de tonalidades azules del macrismo. Aseguró que los candidatos que la acompañaban habrían un gran papel si resultaban electos en octubre. “Saben leer y saben escribir”, consideró, en un tono casi discriminatorio.

Unidad Porteña cumplió con el objetivo de quedarse con el segundo lugar con el 20,7 por ciento. Por otro lado, Daniel Filmus se impuso con comodidad en la primaria de la agrupación y las listas que encabezaban Guillermo Moreno –Honestidad y Coraje– e Itai Hagman –Ahora Buenos Aires– no reunían los votos para alcanzar el piso necesario para intercalar sus candidatos. “Hemos sido como la primera fuerza de la oposición. La ciudadanía nos ha dado la responsabilidad de parra estas políticas de ajuste”, consideró Filmus.

El ex embajador Martín Lousteau, candidato a diputado de Evolución, no pudo repetir la performance de cuando se postuló a jefe de gobierno y quedaba en un lejano tercer lugar con el 13 por ciento. Peor le fue al candidato de Sergio Massa, el economista Matías Tombolini, que con el 3,9 por ciento quedó a muy pocos votos del Frente de Izquierda, con el 3,7 por ciento. También lograba superar el piso que lo habilita a competir en octubre la fuerza de Luis Zamora, Autodeterminación y Libertad.

En cambio, quedaron afuera Convocatoria por Buenos Aires –en la que iban como candidatos Claudio Lozano, Héctor Polino y Rafael Klejzer– e Izquierda al Frente –Alejandro Bodart–, entre otras agrupaciones.
Córdoba

Córdoba se convirtió en un pilar para el macrismo desde que aportó los votos decisivos para ganar el ballottage en 2015. “Son los primeros impulsores del cambio”, los recordó Macri anoche en su discurso. El triunfo del ex árbitro y candidato a diputado macrista Héctor Baldassi fue más amplio de lo que se preveía con el 44,6 por ciento superando con holgura a la lista radical que se le opuso en la primaria. El delasotismo gobernante quedó en un lejano segundo puesto con el 28,3 por ciento, pese a que Juan Schiaretti jugó a su vicegobernador Martín Llaryora como candidato. El kichnerista Frente Córdoba Ciudadana, con el sindicalista Pablo Carro, obtenía un aceptable 10 por ciento. Si repite en octubre resultaría electo diputado.
Los unos y los otros

Cambiemos ratificó el favoritismo en los distritos que gobierna como Mendoza, Corrientes y Jujuy. Además, obtenía algunas resonantes victorias en lugares en los que es oposición. En San Luis, el ex gobernador Claudio Poggi terminaba con más de tres décadas de hegemonía de los Rodríguez Saá y se imponía por casi 20 puntos con el 57,5 por ciento contra el 38,3 por ciento de Adolfo Rodríguez Saá. En Entre Ríos, el macrismo superaba al justicialismo moderado que conduce el gobernador Gustavo Bordet por cinco puntos, 47 a 42 por ciento. En Santa Cruz, cuna del kirchnerismo, Cambiemos ganaba con la candidatura del empresario radical Eduardo Costa obtenía el 46,3 por ciento contra el 28,5 por ciento del Frente para la Victoria. Un resultado inesperado se daba en La Pampa, donde se suponía que el gobernador justicialista Carlos Verna no tendría problemas en conseguir un nuevo triunfo y perdía por más de 11 puntos contra el Frente Cambiemos.

Lo mismo en Neuquén donde el macrismo resquebrajó la supremacía del Movimiento Popular Neuquino aunque en un escenario de votos muy repartido entre cuatro fuerzas.
Con los dedos en ve

Dos ex aliados del kirchnerismo –que hoy hacen su propio juego en el Congreso– revalidaban sus títulos en sus distritos. El matrimonio Zamora conseguía en Santiago del Estero un abrumador 65 por ciento, con más de 50 puntos de diferencia con Cambiemos. En Misiones, Maurice Closs ganaba con el 41 por ciento frente al 28,5 por ciento que obtenía el presidente del PRO, Humberto Schiavoni.

Entre los peronistas triunfadores se contaban ayer los chaqueños Domingo Peppo y Jorge Capitanich que, luego de un recuento ajustado que lo mostró abajo durante buena parte, finalmente celebraron la victoria del Frente Chaco Merece Más con el 43,6 por ciento contra el 37,2 por ciento de Cambiemos. En Catamarca, el Frente Justicialista ganaba por más del 10 por ciento. En Formosa, el inoxidable Gildo Insfrán confirmaba el dominio en su provincia con una victoria por casi 20 puntos. Lo mismo sucedía con el gobernador Sergio Uñac en San Juan y Juan Manzur en Tucumán.

En La Rioja, el Frente Justicialista Riojano que llevó al ex presidente Carlos Menem como candidato a senador –cuya postulación debe ser resuelta por la justicia– se impuso con el 44,6 por ciento contra el 36,1 por ciento de Cambiemos que proponía al ex ministro de Defensa, el radical Julio Martínez.

En Salta, había seis listas de diputados del Frente Unidad y Renovación que armó el gobernador Juan Manuel Urtubey que reunieron un total del 37 por ciento contra el 25 por ciento de Cambiemos. En tercer lugar, con el 17,2 por ciento– quedaron las agrupaciones kirchneristas reunidas en el Frente Ciudadano que no aceptaron sumarse al armado de Urtubey, el peronista más cercano al macrismo.

También hubo lugar para un par de sorpresas. Emilia Soria, hija del fallecido ex gobernador Carlos Soria, encabezó un amplio triunfo del Frente para la Victoria en Río Negro contra Cambiemos y la fuerza del gobernador Alberto Weretilneck, que quedó tercero. En la vecina Chubut, el Frente para la Victoria también se impuso a la agrupación Chubut para Todos del gobernador Mario Das Neves y a Cambiemos.
Los resultados de las primarias, provincia por provincia
Cambiemos consiguió imponerse en San Luis, La Pampa, Neuquén y Santa Cruz. El kirchnerismo y sus aliados lograron mayoría en provincias como Chubut, Tierra del Fuego y Río Negro.
María Emilia Soria, del FpV en Río Negro. Claudia Najul, de Cambiemos en Mendoza.
María Emilia Soria, del FpV en Río Negro. Claudia Najul, de Cambiemos en Mendoza.

Las primarias mostraron varias sorpresas en las provincias: mientras Cambiemos logró mayoría de votos en distritos hasta ahora hostiles al macrismo, como San Luis, La Pampa o Santa Cruz, el peronismo ratificó su hegemonía en varios distritos y el kirchnerismo consiguió imponerse en provincias como Chubut, Tierra del Fuego y Río Negro, donde hay gobernaciones de otro signo. Aquí, el detalle de los principales resultados, provincia por provincia.

Catamarca. En uno de los escrutinios más lentos, anoche, con el 67 por ciento de los votos contados, el Frente Justicialista para la Victoria, liderado por la gobernadora Lucía Corpacci, sumaba el 45,7 por ciento de las adhesiones con Gustavo Saadi como cabeza de lista, casi diez puntos sobre el Frente Cívico y Social Cambiemos, que alcanzaba el 36,8.

Chaco. Pese a que los primeros datos del conteo mostraban cierta paridad, anoche el frente peronista Chaco Merece Más lograba el 43,55 por ciento de los votos y se imponía la lista donde confluyeron los sectores del gobernador Domingo Peppo y el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich. Cambiemos trepaba al 37,3 y Unidad Ciudadana lograba el 7,2.

Chubut. La pelea pareja estuvo en el segundo escalón de los comicios, a donde quedaron relegados tanto el oficialismo provincial de Mario Das Neves como Cambiemos. El primer lugar fue para el Frente para la Victoria, que consiguió el 33,21 por ciento de los votos (la interna del FpV, que incluyó seis listas, la ganó Federación Peronista, con José Ricardo Fueyo y Silvia Pecci como postulantes). El frente Chubut para Todos, encabezado por el vicegobernador Mariano Arcioni, tuvo el apoyo de solo el 26,4 por ciento de los electores, mientras que Cambiemos, que postuló a Gustavo Menna, se quedó en el 25,6.

Corrientes. Tal como se preveía, el oficialismo ganó sin sobresaltos. El frente Encuentro por Corrientes, ECO más Cambiemos cosechó el 45,9 por ciento de los sufragios, en una lista que encabezó Estela Regidor, directora de la Anses. El peronismo, con el frente Juntos Podemos Más, sumó con sus tres listas internas el 34,4 por ciento. Tercero, con el 11,4, se quedaba 1País, donde se postuló el ex senador radical Eugenio “Nito” Artaza.

Entre Ríos. El 47,3 por ciento de los votos fueron para Cambiemos, contra el 42,2 que reunió el Frente Justicialista Somos Entre Ríos. En el espacio del gobernador Gustavo Bordet se impuso la lista de Juan José Bahillo y Mayda Cresto. Anoche, los primeros datos indicaban que la diferencia en favor del macrismo provenía mayormente de Paraná, donde alcanzaba el 54 por ciento de los votos, 18 puntos por encima del peronismo.

Formosa. El Frente para la Victoria ratificó su mayoría en la provincia, con el 54,72 por ciento de los sufragios. Al Frente Amplio Formoseño, el sello de Cambiemos, que obtuvo el 36,58 por ciento, le quedaba el consuelo de imponerse en la capital provincial.

Jujuy. En la provincia gobernada por el radical Gerardo Morales, la lista única de Cambiemos –con los precandidatos a senador Mario Fiad y a diputada Gabriela Burgos– sumaba anoche el 36,12 por ciento de los votos, superando al Frente Justicialista, que cosechaba el 28,9 a través de sus seis listas: allí, la boleta de Guillermo Snopek superó a la de Liliana Fellner. El FIT lograba el 13 por ciento y dejaba atrás a 1País, con el 12,3.

La Pampa. El Frente Justicialista, que responde al gobernador Carlos Verna y se presentaba con cinco listas, obtenía un 37 por ciento de los sufragios y quedaba detrás de Cambiemos, que llegaba al 49,8 sumando sus tres listas internas. “Comenzó una nueva etapa en la política de La Pampa”, se entusiasmó el diputado macrista Martín Maquieyra, quien se impuso en la disputa de su espacio y ganó el pase para buscar la reelección en el Congreso.

Mendoza. No hubo lugar para resultados inesperados. El 41,4 por ciento de los votantes se inclinaba por Cambiemos, en cuya puja interna la radical Claudia Najul, ministra de Salud del gobernador Alfredo Cornejo, derrotaba a un correligionario habilitado a último momento para competir, Fernando Armagnague. El frente peronista Somos Mendoza llegó al 33,5 por ciento: con el apoyo de intendentes del distrito se impuso Omar Félix en la interna con rivales del kirchnerismo y otros sectores del PJ. Recién en el tercer puesto de la elección hubo suspenso: al cierre de esta edición, el FIT (8,4 por ciento) superaba a la agrupación Protectora, que usó el sello del Partido Intransigente (7,36).

Misiones. El Frente Renovador de la Concordia Social, con el ex gobernador Maurice Closs como candidato a senador, se imponía anoche con el 40,5 por ciento de los votos y una amplia diferencia sobre Cambiemos, que no superaba el 28,7.

Neuquén. En la provincia hegemonizada por el Movimiento Popular Neuquino, Cambiemos se imponía anoche con el 25,8 por ciento de los sufragios, en unos comicios muy parejas. Es que en segundo lugar se ubicaba el oficialismo provincial del MPN con el 21,5, seguido de cerca por el espacio de Ramón Rioseco, el Frente Neuquino (18,5), y por Unidad Ciudadana para la Victoria (17,2). Sólo dos frentes midieron fuerzas internas, el MPN y Cambiemos. En la primera, la lista de Alma “Chani” Sapag se imponía ampliamente sobre la de Carmen Balbuena. Mientras que en la pulseada macrista, el preferido por el Gobierno, David Schlereth, relegaba a la lista liderada por el radicalismo neuquino.

Río Negro. El Frente para la Victoria hizo pie en la provincia patagónica, con el 40,7 por ciento de los votos, dejando empatados en un lejano segundo escalón a Cambiemos (18,84) y Juntos Somos Río Negro (18,24), la fuerza del gobernador Alberto Weretilneck. Para ponerle nombres propios: la diputada María Emilia Soria derrotaba a Lorena Matzen, ex presidenta de la Juventud Radical, y al “pollo” de la gobernación, Fabián Gatti.

Salta. El Frente Unidad y Renovación, referenciado en el gobernador Juan Manuel Urtubey, alcanzó el 35,8 por ciento del apoyo electoral a través de seis listas, incluido un sector del kirchnerismo, y le sacó diez puntos de ventaja a la sumatoria de las dos boletas de Cambiemos (25,3). “El pueblo de Salta se ha expresado de manera contundente”, celebró Urtubey, con aspiraciones dentro del PJ nacional. El Frente Ciudadano para la Victoria, coalición kirchnerista, hizo una buena elección y logró el 17,8 por ciento. El FIT sumó el 7,8. En los comicios de ayer convivieron las tradicionales boletas de papel (primarias nacionales) y la BUE electrónicas (provinciales).

San Juan. Los sanjuaninos apoyaron al peronismo gobernante, que compitió como el Frente Todos y logró el 48,58 por ciento, consagrando como candidato a senador a Rubén Uñac –hermano del gobernador, Sergio– y a diputado a Walberto Allende. Las dos listas de Cambiemos resultaron relegadas, con el 30 por ciento.

San Luis. Los Rodríguez Saá se llevaron una derrota a manos un ex aliado, el ex gobernador Claudio Poggi. Su frente Avanzar y Cambiemos logró el 54,8 por ciento de los votos, mientras que el Frente Unidad Justicialista, encabezado por Adolfo Rodríguez Saá, se quedó con el 37,2.

Santa Cruz. Como se especulaba, el Frente para la Victoria sufrió una derrota ante Cambiemos, que con las tres listas de Unión para Vivir Mejor alcanzó el 46,3 por ciento de los sufragios. El FpV, con dos listas, llegó al 28,4 por ciento. Al cierre de esta edición, el Movimiento Proyecto Sur, del ex gobernador Daniel Peralta, con el 7,67 por ciento, quedaba cuarto, detrás del FIT, que conseguía el 7,7.

Santiago del Estero. Como se esperaba, el macrismo no hizo aquí una buena elección, todo lo contrario. El Frente Cívico por Santiago, con la gobernadora Claudia Ledesma Abdala de Zamora como candidata, encabezaba el recuento de votos con el 64 por ciento, superando por amplio margen a los candidatos de Cambiemos –con Emilio Rached como referente–, que obtenían el 17 por ciento. Detrás, 1País sumaba el 12 por ciento.

Tucumán. “Una vez más ganamos por amplio margen”, celebró el gobernador Juan Manzur: el Frente Justicialista obtenía anoche el 51,43 por ciento de los votos a través de nueve listas. La apuesta del macrismo por el radical José Cano, ex titular del Plan Belgrano, no dio resultados: Cambiemos quedó a veinte puntos de distancia, con el 31,38 por ciento.

Tierra del Fuego. En el sur del país se registró una de las elecciones más parejas. El Frente Ciudadano y Social, que reúne a las fuerzas kirchneristas de la provincia, aventajaba anoche a Cambiemos por dos puntos: 21,46 contra 19,38 por ciento. En un tercer puesto, con el apoyo de la gobernadora Rosana Bertone, sectores del PJ aliados con el randazzismo, nucleados en Tierra de Unión, pujaban con el 18,14.
La Rioja. Con el condimento que le dio a la elección la inhabilitación judicial de Carlos Menem como candidato, por su condena por tráfico de armas a Croacia y Ecuador, el Frente Justicialista –en cuyas boletas figuró el nombre del ex presidente– encabezaba el escrutinio con el 40 por ciento de los votos, por sobre la lista de Cambiemos, que anoche sumaba el 34 por ciento, y en la que el macrismo apostaba a la imagen del radical Julio Martínez. De las primarias participó el 65 por ciento del padrón para definir los candidatos a diputados y senadores por La Rioja, donde ninguna fuerza tuvo competencia interna.