Argentina

Detenidos en el reclamo por Santiago Maldonado . Liberados por falta de pruebas en su contra

Resumen Latinoamericano
05.Sep.17 :: Argentina

Los abogados de los organismos de derechos humanos que defienden a los acusados denunciaron ayer que los sumarios de la Policía eran deficientes.


Detenidos en el reclamo por Santiago Maldonado
. Liberados por falta de pruebas en su contra

Resumen Latinoamericano/

Hasta ahora no hay elementos para culpar a los 31 detenidos. La Fiscalía pidió que declaren los policías y otras medidas de prueba

Hoy estamos en cero”, confiesa una fuente judicial que trabaja en la investigación por los incidentes ocurridos el viernes en Plaza de Mayo durante la manifestación por la desaparición de Santiago Maldonado. La referencia es que la Policía Federal y de la Ciudad no apartaron ninguna prueba contra las 31 personas detenidas durante la mancha.

Por ese motivo, el fiscal federal Ramiro González pidió una serie de medidas de prueba para determinar si los detenidos cometieron los desmanes o si fueron otras personas. Una de ellas es que declaren los policías que hicieron las detenciones y cuyas firmas están en las actas.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi -quien ayer liberó a 30 detenidos- dispuso algunas de esas medidas y puso la causa en secreto de sumario.

El fiscal y el juez recibieron el domingo los sumarios policiales donde deben constar los hechos de cómo fue detenida cada persona. “Son muy deficientes, no hay declaraciones de cada hecho. Hay, por ejemplo, una descripción general de que hubo detenciones en Plaza de Mayo pero nada más”, le dijo a este medio una fuente que analizó la documentación policial.

Los investigadores judiciales señalan que otra irregularidad es que no hay testigos de los procedimientos. “Eso es muy complejo por las circunstancias. Con todo lo que pasó no podés pedirle a la gente que salga de testigo. Pero la Policía cuenta con cámaras para hacer un seguimiento de cada caso y presentar información más detallada”, agregó la fuente.

Los abogados de los organismos de derechos humanos que defienden a los acusados denunciaron ayer que los sumarios de la Policía eran deficientes.

Un ejemplo de eso es el caso del docente José Morales. El sumario policial dice que fue detenido en Plaza de Mayo cuando intentaba tirar las vallas. Morales declaró que fue a la marcha con dos personas y luego fueron a comer a una pizzería en la calle Bernando de Irigoyen y 9 de julio.

Morales contó que estaban comiendo en la calle y que cuando empezaron los incidentes se guarecieron debajo del toldo del restaurante. En ese momento vio que unos policías insultaban a unos chicos y fue a defender a los menores. En esa circunstancia fue detenido, declaró Morales.

El docente presentó el ticket de la cena y sus abogados pedirán que declaren testigos para corroborar sus dichos.

Para tener la información policial que falta, el fiscal González pidió que declaren todos los policías que participaron de las detenciones y detallen en qué circunstancias se produjeron las detenciones, a qué hora y en dónde.

También solicitó que se haga un compilado con los ocho cd’s de tres horas cada uno de las filmaciones de la policía y los domos de la ciudad que la fuerza aportó a la causa. También que medios de comunicaciones, empresas privadas de la zona y ciudadanos aporten las filmaciones y fotografías del viernes desde las 20:30 horas hasta las 12 de la noche.

Con toda esa información solicitó que una fuerza de seguridad coteje las imágenes con los imputados en la causa para determinar si cometieron los incidentes. “Sabemos con qué ropa estaban y así podemos determinar si fueron ellos”, explicó la fuente.

“¿Los detenidos son los que provocaron los incidentes?”, preguntó Infobae. “Hoy no tenemos prueba de eso”, contestó la fuente.

Aún cuando las imágenes y las medidas de prueba descarten que los acusados hayan cometido los incidentes, también serán útiles para identificar a quienes sí los cometieron.

Hay un hecho que llamó la atención en Comodoro Py. No hubo detenciones en los incidentes en la sede del Círculo de Suboficiales de Gendarmería Nacional, la fuerza investigada por la desaparición de Maldonado.

“Llegaron, atacaron y se fueron. No hay dudas de que fue planificado”, razonó uno de los investigadores. El fiscal González tiene una causa judicial en la que se ordenaron medidas de prueba.

Por último, el fiscal también solicitó un informe médico para saber cuál es el grado de lesiones que tienen los 15 policías que fueron atendidos por los hechos. La medida es para precisar si la acusación es por el delito de lesiones leves o graves.

Una multitudinaria marcha a la Plaza de Mayo reclamó el viernes por la aparición con vida de Maldonado a un mes de su desaparición, el 1° de agosto en el corte de una ruta de la comunidad mapuche en Chubut que fue desalojada por Gendarmería Nacional.

Desde entonces no se sabe nada de Maldonado y la justicia de Esquel tiene una causa judicial en la que se investiga la desaparición del joven de 28 años.

“¿Donde está Santiago Maldonado?”, fue la consigna que más se repitió en la marcha. Al final de la masiva reunión comenzaron los incidentes entre algunos manifestantes -que pintaron el Cabildo y rompieron vidrieras- y la Policía. Las organizaciones denunciaron que se trató de infiltrados.

Los 31 detenidos fueron indagados ayer, 14 de ellos declararon y negaron haber cometido los incidentes. Los 16 restantes se negaron a declarar.

El juez Martínez de Giorgi liberó a 30 de los detenidos porque no tienen antecedentes penales, tienen domicilio, no hay peligro de fuga y los delitos por los que están acusados permiten la libertad. La imputación es por intimidación pública, daños, atentado y resistencia a la autoridad y lesiones.

Quien sigue detenido es un hombre de nacionalidad colombiana que primero dijo que era venezonalo pero el documento que presentó su novia era falso. El caso generó suspicacias entre los organismos de derechos humanos que decidieron no representarlo y su caso quedó a cargo de la defensa pública oficial. Tiene dos antecedentes de hurto.