Argentina

Todas las garantías para los dueños del mundo y ninguna para quienes producen sus riquezas

Jorge Falcone
12.Nov.18 :: Argentina

la Justicia Global se ejerce sin contabilizar víctimas ni dar explicaciones, de acuerdo a la filosofía positivista de resguardar el “orden natural” de las cosas.


Todas las garantías para los dueños del mundo y ninguna para quienes producen sus riquezas Guardar
Jorge Falcone, Resumen Latinoamericano,

Sin ánimo de ser aguafiestas respecto a las legítimas pasiones futbolísticas despertadas por la resolución nacional de la gran final de la Copa Libertadores de América, la escalada represiva de los últimos días nos impone prioritar otra agenda, no totalmente desvinculada del esperado evento deportivo, toda vez que ante su celebración se probó un dispositivo de seguridad destinado a preservar las deliberaciones de fin de mes en el G 20. Se trata de un aerostato munido de drones capaces de producir reconocimientos faciales en 360 grados y a 4 km a la redonda.

Sin desconocer las medidas que para tales circunstancias acostumbran a implementarse en el Norte Global, diremos que – en el contexto que nos toca – el gobierno prestidigitador de Macri, para el cual “la mano es más rápida que el ojo“, a falta de Justicia Social exalta la “transparencia”, a fin de que su clientela cautiva pierda de vista que en el segundo plano de la escena nacional se verduguea con extremo rigor a les disidentes y se los priva de posibilidades de argumentación mediante un inédito blindaje mediático.

Así, durante las últimas horas, el diario que en 1976 celebró el arribo de la dictadura oligárquico militar genocida, comenzó a construir la predisposición social de sus lectores a los efectos de justificar las estrictas medidas de control que habrán de signar la realización de la cumbre internacional ateniéndose a la vieja metodología recomendada por la mayoría de los manuales de contrainsurgencia, consistente en el tándem desprestigio público + apremios ilegales = paz social, perversa lógica que siempre se inicia escrachando a l@s supuest@s encargad@s de alterar el orden público, como lo intenta la nota adjunta, cuya redacción, más que a un periodista parecería atribuible a uno de los tantos Stiussos que hoy tributan al oficialismo: https://www.lanacion.com.ar/2189884-g-20-fantasma-violencia-altera-suenos-del-gobierno

Como queda de manifiesto, la Ministra de Seguridad, con la ferocidad del converso, colecciona siglas y personajes destinados a calificar para el Eje del Mal oportunamente acuñado por la administración Bush Jr., que – como se recordará – invadió Irak, capturó, y ejecutó sumariamente a Saddam Hussein… pero en vez de hallar las mentadas “armas de destrucción masiva” tuvo que “contentarse” con el “premio consuelo” del oro negro.

Porque la Justicia Global se ejerce sin contabilizar víctimas ni dar explicaciones, de acuerdo a la filosofía positivista de resguardar el “orden natural” de las cosas.

Contestes de que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, invitamos a l@s lectores/as a tomar nota de numerosas situaciones que se vienen denunciando en las redes sociales y que corren el riesgo de tomarse como hechos aislados más que como expresión electoral de esa “mano dura” que cierta franja de la población reclama en la región. Constituye un buen ejemplo el reciente escenario de violencia que provocó la Policía de la Ciudad de Buenos Aires contra alumnos del Carlos Pellegrini a las puertas de ese colegio, en el barrio porteño de Recoleta. Según la versión de esa fuerza de seguridad, los efectivos quisieron detener a un chico de 15 años por supuesta posesión de marihuana. Pero según denunciaron desde el Centro de Estudiantes, los policías “no tenían ninguna orden judicial previa” y procedieron de “forma ilegal”. Al instante cientos de alumnes y docentes salieron a la puerta a impedir que lo detuvieran. Entonces los esbirros comenzaron a golpear a les docentes y estudiantes que rodeaban al pibe, e incluso exhibieron armas para amedrentar a quienes reclamaban desde la comunidad educativa del colegio. Hechos como el descripto son cada vez más frecuentes, y no siempre se perciben como parte de un proceder sistemático.

En conclusión, reiteraremos que cuando se debatió en el Congreso de la Nación el Presupuesto 2019, desgraciadamente el Movimiento Obrero Organizado (con la única excepción del sindicalismo clasista y l@s trabajadores/as informales) brilló por su ausencia – pensamos que ocurrió así porque la cúpula venal y rentista de la CGT entiende que, a pesar del genocidio socioeconómico en curso, ellos están en condiciones de atravesar un 2019 mucho más próspero que l@s inundad@s de La Plata o La Matanza -; ahora bien: ¿será mucho pedir que esta semana los Organismos de DDHH reaccionen saliendo con los tapones de punta a bancar a las organizaciones político-sociales que el gobierno ha comenzado a construir como blanco de imprevisibles medidas represivas a tomarse en las próximas horas… o Argentina sucumbirá ante la legendaria advertencia de Brecht, cuando escribió “Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó (…) Ahora vienen por mi, pero es demasiado tarde”?