Argentina

Palabras por Juan Rosales

Horacio Liñan. Artenpie
18.Nov.18 :: Argentina

Siempre a favor de las luchas populares, de la Patria Grande, de los pueblos originarios, contra el elitismo en la Universidad, cuestionador de la historia y la cultura oficial y decidido a profundizar el pensamiento y el protagonismo del pueblo como sujeto y creador de la historia.


Palabras por Juan Rosales “Maestro de América”

En estos días se nos ha ido Juan Rosales(Juan Rozengardt), el profesor, el compañero, el amigo, el infatigable luchador ha fallecido.

Estará siempre presente para los que tuvimos la suerte de conocerlo como ser humano íntegro, cálido, batallador sin concesiones contra la explotación de los hombres, contra el colonialismo y el imperialismo. Siempre a favor de las luchas populares, de la Patria Grande, de los pueblos originarios, contra el elitismo en la Universidad, cuestionador de la historia y la cultura oficial y decidido a profundizar el pensamiento y el protagonismo del pueblo como sujeto y creador de la historia.
Su actitud docente, militante y solidaria con las luchas populares, con los movimientos sociales y los espacios culturales lo llevaron a crear y dirigir durante 20 años la Cátedra Abierta de Estudios Americanistas de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Fue promotor y coordinador del FORO 500, espacio cultural y multiétnico, que proyectó una visión crítica del 5to Centenario, en el Centro de Estudios Avanzados y desde 1997 en la FFyL, estuvo a cargo de sus programas, en especial de sus 26 Seminarios, los doce últimos curriculares y de grado, y los programas de Voluntariado Universitario. Reunió a un valioso colectivo de militantes universitarios y organizaciones populares que actúan gratuitamente en diversos espacios del país y de Nuestra América, fomentando la articulación del movimiento y la lucha del movimiento popular (social, indígena, afroamericano, cultural, de DDHH, etc)., que llevaron, a que fuera designado como “Maestro de América” en el año 2011 por la Unión de Historiadores y diversas instancias académicas de Cuba.

Juan Rosales renunció a la renta que le correspondía por designaciones institucionales, pero no renunció a la Cátedra y continuó trabajando gratuitamente cumpliendo con su compromiso militante universitario y popular.

Juan Rosales ya no está entre nosotros, pero nos ha dejado un compromiso de lucha a la que no renunciaremos, por instalar una enseñanza y una educación al servicio de los intereses del pueblo y no de las élites, un modelo de enseñanza pública en relación con la sociedad y la participación colectiva, por la integración plurinacional y pluricultural de la Patria Grande, en fin. por la segunda y definitiva liberación de “Nuestra América”

Horacio Liñan (por la Comisión Directiva de Artenpie