Venezuela

Paravisini: “Rusia y China están acá por el control energético global”

Clodovaldo Hernández
06.Abr.19 :: Venezuela

Para el experto petrolero David Paravisini, el mundo está en los albores de un cambio de patrón y de dirección energética global, y las superpotencias se encuentran enfrascadas en esa lucha estratégica. Esa es la razón por la cual Estados Unidos se ha lanzado abiertamente en procura de retomar el control político de Venezuela, y también es la causa por la que los otros dos titanes del planeta, Rusia y China, se han involucrado en el conflicto


Paravisini: “Rusia y China están acá por el control energético global”

Para el experto petrolero David Paravisini, el mundo está en los albores de un cambio de patrón y de dirección energética global, y las superpotencias se encuentran enfrascadas en esa lucha estratégica. Esa es la razón por la cual Estados Unidos se ha lanzado abiertamente en procura de retomar el control político de Venezuela, y también es la causa por la que los otros dos titanes del planeta, Rusia y China, se han involucrado en el conflicto.

Paravisini, integrante de la Asamblea Nacional Constituyente, plasmó su análisis en una entrevista exclusiva con Supuesto Negado, en la que también se abordó el tema noticioso del momento: la crisis eléctrica causada por una sucesión de acciones de sabotaje.

-¿La contingencia eléctrica de las últimas semanas puede haber disminuido aún más los niveles de producción petrolera?
-No tengo datos de ese aspecto, pero es conocido que Petróleos de Venezuela ha desarrollado, por cuestiones estratégicas durante toda su vida, sistemas de generación propios, aparte del sistema eléctrico nacional, sin interconexión. Durante el gobierno del presidente Chávez se reforzó la capacidad de producción eléctrica de la industria y se procuró la interconexión. Por ejemplo, la refinería de Puerto La Cruz tiene una planta, llamada Alberto Lovera, con una capacidad de 750 megavatios. También hay una planta en Falcón, que la inauguró Alí Rodríguez, que surte al Complejo Refinador de Paraguaná y tenía excedente como para cubrir parte de la demanda del Estado. Por otro lado, los datos que tengo sobre la producción petrolera es que sigue siendo muy baja y continúa en declive, pero no es algo relacionado con la contingencia eléctrica.

Como conocedor de la zona de Guayana, ¿diría que atentados como el cometido contra Guri, según la denuncia del gobierno, pueden atribuirse a algún sector político regional?
La región de Guayana es muy complejo. Por ejemplo, en el ámbito de la minería actúan unos grupos tan diversos y tan poderosos que por eso mismo se contrarrestan. No creo que sea un fenómeno regional. Creo que las acciones terroristas contra el sistema eléctrico han sido centralizadas. Lo que se ha observado es que quienes dirigen la acción contra Venezuela desde Estados Unidos están obligando a los grupos nacionales de la oposición a que se disciplinen, a que se tomen fotos juntos y den muestras de que hay un solo comando, una sola línea, a una sola dimensión.

Visto lo ocurrido en estos meses con EEUU, se habla de que puede perderse totalmente como comprador petrolero y que Venezuela tendrá nuevos clientes en otros lugares del mundo. ¿Eso es tan fácil como se dice o requiere de adaptaciones complejas?
No se trata solo de la adaptación. Lo que está en discusión acá es el futuro del mercado petrolero mundial. Estamos frente a un cambio energético global. Eso lo vivimos en los primeros años de la década de los 70. Es un cambio de patrón y de dirección energética global. Por ejemplo, Europa se está replanteando sus sistemas energéticos, están descartando la energía nuclear y tienen lineamientos políticos dictados por sus pueblos con respecto al conservacionismo. Europa, fundamentalmente Alemania, está rehaciendo sus planes a largo plazo, a 50 años, y un factor importante de eso es saber de dónde se va a proveer sus recursos energéticos. Para ese plan se ha preparado Rusia, para dar apoyo en lo energético. (Vladímir) Putin les ha dicho eso claramente a los europeos. Usando una exageración pedagógica, podemos decir que les ha dicho que “si es madera lo que quieren, Rusia la tiene”. El mensaje es que el futuro energético de Europa está en Rusia. En esa visión, lo petrolero es medular, por lo que Rusia busca el control de los precios. ¿Qué significa eso para ellos? Pues, que no haya productores libres que puedan distorsionar el mercado. Rusia necesita estabilidad en ese mercado, y sabe que una intervención de EEUU en Venezuela, que le permita apropiarse o tener el control de la producción, causaría un desequilibrio general en el sistema de control de precios que terminaría en manos de EEUU. Eso es lo que hoy está en juego. No es un problema de suministro de petróleo venezolano a EEUU, que es un asunto puntual.

¿Podría entonces dejar de ser EEUU el principal destino del petróleo venezolano?
Estamos llegando a un punto en el que Venezuela podría tomar la decisión sobre si envía o no más petróleo a EEUU, sobre todo después de lo ocurrido con Citgo. Sería absurdo seguir exportando para que allá se cojan el dinero. Pero esas son decisiones políticas más coyunturales. Lo que creo que está dirimiéndose en Venezuela es un asunto más geopolítico, y esa es la razón por la cual Rusia y China están acá: el control energético global. Rusia, como productor y China, como comprador, necesitan precios estables, mientras Europa está jugándose el futuro, tratando de determinar dónde se va a proveer de energía durante el próximo medio siglo. EEUU se enfrenta a una situación en la que perdería influencia estratégica en Europa y no es algo que pueda permitirse porque su potencia económica necesita de esos mercados, no le basta con el control del geoespacio del continente americano.

En EEUU prácticamente expropiaron o se robaron a Citgo. ¿Cómo ve la perspectiva de solución de ese asunto? ¿Tiene Venezuela algún chance de recuperar sus activos en el campo judicial?
Bueno, yo creo que el gobierno ya está desarrollando ese tipo de acciones, han contratado un bufete para emprender el camino judicial. En EEUU no hay leyes para expropiar una empresa privada de esta categoría. La única manera es mediante una decisión del Congreso. Son medidas arbitrarias del Poder Ejecutivo de EEUU, que no tienen base legal. Ellos saben que la única forma de validar esas acciones es imponer acá un presidente que luego avale todo lo ocurrido. Si no logran eso, el caso quedará en una situación de ilegalidad. Lo que no se sabe es, en tal caso, cuánto tiempo tardará en resolverse. Otra cosa que podría pasar es que el Congreso apruebe medidas especiales de expropiación a bienes venezolanos. Pero en estos momentos eso no se ha producido. Todo lo que están haciendo es ilegal, es un atraco, es un robo al descubierto. Ahora, en mi opinión, esto se va a resolver diplomáticamente porque lo que resulta insostenible es que EEUU está cometiendo ese tipo de abusos no solamente con Venezuela sino en todas partes. Ya hay una reacción, no solo de Rusia sino también de China y de otros países que observan que en cualquier momento podría sucederles algo parecido porque se están violentando todos los sistemas globales de equilibrio, las normas diplomáticas sobre no injerencia y autodeterminación de los pueblos. Se está imponiendo el estilo de la amenaza y la coacción en el ámbito internacional y si se permite que eso se convierta en un modo de accionar establecido, avanzaríamos al caos global. En ese sentido, mi expectativa es que esto provoque una recomposición interna en EEUU. En el caso venezolano, Donald Trump no puede pasar mucho más tiempo incurriendo en ese tipo de desviaciones sin que se logre un resultado como el que han estado buscando, que es cambiar al presidente. Por las declaraciones que se han visto últimamente, se entiende que están llegando al desespero.

¿Si se permite que EEUU ejecute ese tipo de acciones, sería la vigencia de la ley de la selva?
Sí, y no solo para Venezuela, sino para Francia, para Alemania… Cualquiera podría apropiarse de las empresas y los activos de otro país y ponerlos en mano de algún autoproclamado.

Por Clodovaldo Hernández/ Supuesto Negado